Imagen aleatoria

No images

Buscar

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1
mod_vvisit_counterEsta Semana1
mod_vvisit_counterEste Mes494

Cruces

EL REZO DE LAS CRUCES

Entre los viejos ritos de la hermandad perduró, hasta hace unos sesenta años “El rezo de las Cruces” cantado por los nazarenos después de la procesión del Jueves Santo. Las últimas oraciones conocidas eran leídas de un libro que se conserva, editado en el año 1853, así como de otro más antiguo. De ambos libros se extraían los rezos más hondos para esta ancestral procesión, transmitiéndose los nazarenos más veteranos de generación en generación su original y extraña entonación. Algunas de sus letras decían:


Oración de la séptima estación
(Séptima Cruz)

 


“Tus culpas, fueron la causa,
y el peso que le rindió
si, segunda vez cayó
en tu llanto, no hagas pausa."


Considera alma, en ésta séptima estación,
como es el lugar de la puerta judiciaria,
en donde calló el señor segunda vez,
por haberle hecho en el hombro,
una yaga muy grande y mortal.
Oh santísimo Jesús,
quien por la fatiga grande,
de este dedicado cuerpo,
caíste segunda vez con la cruz,
te suplico señor me hagas conocer,
el inmenso peso que tienen mis pecados
y que me des tu gracia,
para que no me arrastre en la eterna pena.
Amén......


 

 

Hasta no hace mucho tiempo, todavía sabían cantar “las cruces” los nazarenos más antiguos de la cofradía, la mayoría de ellos hoy fallecidos. Pero para que se perpetuara este rezo de penitencia, que ya no se transmite oralmente como antaño, en 1976 fueron grabados en cinta magnetofónica los ancestrales cánticos de los nazarenos Gabriel Martínez y su hermano Alonso Martínez, junto a Blas Martínez, Herminio Cortijo, y algunos otros más. De aquella grabación, María José Martínez, hija del entonces Hermano Mayor de la cofradía y actual Secretaria de la misma, conserva una de esas cintas históricas, y tuvimos la dicha de escuchar algunas oraciones durante un vídeo del pregón de Semana Santa en 1999.

Bendita y alabada sea la pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo y los dolores de nuestra Santísima Madre, Amén.

Pulsa más abajo para escuchar los ancestrales cánticos originales grabados en 1976 de los nazarenos Gabriel Martínez y su hermano Alonso Martínez, junto a Blas Martínez, Herminio Cortijo, y algunos otros más.